¿Cómo vamos a trabajar juntos?

Es importante que nos veamos las caras... :-)

Necesitamos vernos en persona y hacerlo siempre con cita previa. Nos gustaría poder hacerlo por teléfono, pero nos perdemos mucha información relevante.

Debes tener en cuenta que se necesita mucha información para diagnosticar un problema de conducta, a la vez que es importante dar al propietario una explicación detallada del problema y su tratamiento, ya que la comprensión de los mismos es imprescindible para una resolución óptima del problema.

 

IMG_1309

¿Cómo es el primer día?

Es muy sencillo. Vamos uno de los veterinarios de nuestro equipo y en ocasiones nos acercamos con uno de los educadores.

Una cosa que debes saber es que la consulta va a ser un poco larga. Al igual que sucede en el resto de la medicina veterinaria, es fundamental llegar a un diagnóstico correcto del problema. Por eso, necesitamos que nos cuentes las cosas con mucho detalle. Así que reserva al menos una hora u hora y media de tu tiempo que nos permitan hablar con tranquilidad.

La parte fundamental de la primera consulta es la entrevista, que consiste en un cuestionario exhaustivo acerca del problema, su evolución, la historia general del animal y otros problemas de conducta que pudiera presentar.

Si en tu casa vivís varias personas, por favor, poneos de acuerdo para estar todos. Lo que nos digáis cada uno es muy relevante para entender cómo está siendo la vida de vuestra mascota. Es importante que podamos ver cómo se comporta con cada uno de vosotros. A lo mejor necesitamos que grabéis cosas en vídeo que nos ayudarán mucho a la hora de hacer el diagnóstico.

¿Y si el problema se da en la calle? No os preocupéis. Nos daremos un paseo con vosotros allí donde se dé el conflicto.

También puede pasar que os recomendemos alguna prueba para que la hagáis con vuestro veterinario. Muchas conductas problemáticas de los animales se pueden deber a causas médicas.

Con toda la información que hayamos recopilado, os daremos nuestro diagnóstico y la explicación del problema de vuestra mascota. Con ese diagnóstico, ya podemos recomendaros el tratamiento que consideramos más adecuado y ofreceros un pronóstico sobre la gravedad del problema y los resultados que cabe esperar.

 

Y después del primer día… ¿qué?

Después de que vayas poniendo en práctica las recomendaciones que te hemos dado el primer día, tendremos que seguir avanzando en el tratamiento.

En función del caso, del tipo de tratamiento recomendado y de la evolución que vaya teniendo el animal, estableceremos el momento de la siguiente visita, que normalmente puede variar entre una y cuatro semanas.

Si durante este periodo tienes dudas, no te preocupes, puedes contactarnos por cualquiera de los medios que te facilitaremos.

En cualquier caso, debes tener en cuenta que los tratamientos de los problemas de comportamiento son largos, pueden requerir varias visitas o sesiones y necesitan de tu compromiso y esfuerzo.

IMG_1295

En qué consiste el tratamiento

El tratamiento consiste en una serie de estrategias para mejorar la convivencia con el animal. Incluirá una o varias de las siguientes:

  • Establecer nuevas formas de comportarte y relacionarte con tu animal, para promover en él conductas adecuadas.
  • Realizar ejercicios de modificación de conducta: son ejercicios específicos y programados para cambiar conductas concretas. En algunos casos se realizan por el propietario, y en otros se requiere la asistencia de uno de los miembros de nuestro equipo, que guiará el proceso.
  • Introducir cambios en el entorno y el manejo: a veces es importante hacer cambios en la forma en que tenemos organizados las rutinas, los espacios y los objetos de nuestra casa.
  • Utilizar psicofármacos, nutracéuticos y/o feromonas: aunque en pocas ocasiones esta estrategia constituye por sí sola una solución del problema, pueden ser necesarias para facilitar el tratamiento y mejorar el bienestar del animal.
  • Esterilizar al animal: en determinados casos puede estar indicado para mejorar su conducta, para lo cual te remitiríamos a tu veterinario
  • Enseñar educación canina: como apoyo al tratamiento de modificación de conducta, facilitar el manejo del perro y como herramienta para mejorar la convivencia.
IMG_7916